El laboratorio Labpsitec de la Universitat de València (UV), en colaboración con la asociación H-Policía, ha sometido a investigación los efectos de un programa de formación en Mindfulness específico para policías. El estudio, en el que han participado 40 policías nacionales y locales, ha mostrado una significativa reducción de los síntomas de depresión, ansiedad, distrés (estrés negativo) y ‘burnout’ en los agentes que han realizado esta formación.
Jaime Navarrete

Jaime Navarrete

Durante la investigación también se han observado mejoras significativas en la calidad del sueño y en la regulación emocional de los policías participantes en el curso, según ha informado en un artículo la Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (RUVID).

Pero el dato más relevante para el equipo que ha puesto en marcha este programa, bautizado como Mindfulness aplicado al bienestar policial, es el de los resultados obtenidos en la reducción de la frecuencia de ideación suicida que, sin ser determinantes, sí son lo suficientemente alentadores para inferir que este programa podría ser utilizado en la prevención del suicidio policial que, según los especialistas, duplica y hasta triplica (en el caso de la Guardia Civil) la tasa de suicidio de la población general.

Esta problemática ha llevado recientemente a la Dirección General de la Policía a publicar el Plan de promoción de la salud mental y prevención de la conducta suicida, que tiene como uno de sus objetivos el desarrollo de programas para favorecer la autorregulación emocional y la prevención del estrés entre los agentes.

El retiro concluyó con una dinámica en la que los miembros del grupo se distribuyeron por parejas, uno frente al otro, mirándose fijamente. Mientras uno de ellos ponía la mano en el pecho de su compañero, cogía la mano de este para ponerla en su propio corazón.

Los autores del programa Mindfulness aplicado al bienestar policial, el policía nacional Miguel Ángel García y el psicólogo Jaime Navarrete, investigador del grupo Labpsitec de la Universitat de València, están planificando una segunda edición del curso a fin de profundizar en el estudio de sus efectos para la promoción de la salud y el autocuidado de agentes policiales.