Un estudio de la Universidad de Georgetown (EEUU) ha demostrado que el programa de reducción de estrés basado en Mindfulness MBSR (en sus siglas en inglés) es tan efectivo como los medicamentos antidepresivos para tratar la ansiedad. La investigación se ha publicado este mes en la prestigiosa revista de psiquiatría JAMA y en la revista científica Science Daily.

Elizabeth Hoge.

«Nuestro estudio proporciona evidencias para que los médicos, las aseguradoras y los sistemas de atención médica recomienden e incluyan este programa basado en la atención plena como un tratamiento eficaz para los trastornos de ansiedad«, ha declarado la directora de la investigación, Elizabeth Hoge.

«Una gran ventaja de la meditación de atención plena es que no requiere un título clínico para capacitar a alguien para que se convierta en un facilitador de los programas. Además, las sesiones se pueden realizar fuera de un entorno médico, como una escuela o un centro comunitario», ha añadido Hoge, que es responsable del Programa de Investigación de Trastornos de Ansiedad y profesora asociada de Psiquiatría en la Universidad de Georgetown.

Los trastornos de ansiedad pueden tener una repercusión muy negativa en la vida de las personas que los sufren. Entre ellos se incluyen la ansiedad generalizada, la ansiedad social, el pánico y el miedo a ciertos lugares o situaciones. Estas dolencias pueden provocar discapacidad y angustia, mermando en gran medida el bienestar de las personas y provocando un mayor riesgo de pensamientos y conductas suicidas, por lo que se suelen tratar clínicas y unidades de psiquiatría.

Los medicamentos que se prescriben actualmente para los trastornos de ansiedad pueden ser muy efectivos, pero muchos pacientes tienen dificultades para obtenerlos, no responden a ellos o sufren importantes efectos secundarios (como náuseas, disfunción sexual y somnolencia, entre otros). Son muchas las investigaciones que han demostrado que el programa de Mindfulness MBSR es eficaz para reducir la ansiedad, pero esta es la primera vez que un estudio ha comparado sus efectos con los medicamentos ansiolíticos.

Voluntarios de tres hospitales

Para llevar a cabo la investigación, los médicos reclutaron a 276 pacientes, entre junio de 2018 y febrero de 2020, en tres hospitales situados en Boston, Nueva York y Washington. Los voluntarios fueron asignados de forma aleatoria a dos grupos: Uno que participaba en un programa de MBSR de 8 semanas y otro que trataba la ansiedad con el fármaco antidepresivo Escitalopram.

Los síntomas de ansiedad de los pacientes que participaron en el estudio se evaluaron al comienzo y al finalizar la intervención de Mindfulness, junto con otras dos evaluaciones posteriores realizadas a las 12 y 24 semanas de haber concluido el programa MBSR. Las mediciones se realizaron de manera ciega, ya que los evaluadores clínicos no sabían a cuál de los dos grupos pertenecía cada uno de los pacientes.

Los investigadores utilizaron una medida de evaluación validada para diagnosticar la gravedad de los síntomas mediante una escala del 1 al 7 (siendo 7 la más grave). Los resultados demostraron que ambos grupos habían experimentado una reducción en sus síntomas de ansiedad, con una media de 1,43 puntos para el fármaco antidepresivo y una media de 1,35 puntos para el programa de MBSR (lo que fue considerado un resultado estadísticamente equivalente). Unos resultados que se traducen en una reducción del 30% en la gravedad de la ansiedad de los pacientes.

«Es importante tener en cuenta que, aunque la meditación de atención plena funciona, no todo el mundo está dispuesto a invertir el tiempo y el esfuerzo para completar con éxito todas las sesiones necesarias y hacer una práctica regular en casa que mejore el efecto», lamentó la doctora Hoge, que no descartó la efectividad del programa de MBSR en la modalidad online, siempre que se mantengan los componentes en vivo de esta intervención, como son las sesiones de preguntas y respuestas, y la discusión grupal.